Especiales Diario Médico
 
George H. Whipple, George R. Minot y William P. Murphy
George Hyt Whipple, George Richards Minot y Williema Parry Murphy

George H. Whipple

George H. Whiple nació en Ashland (New Hampshire, Estados Unidos) en 1878. La larga tradición médica de su familia le hizo decantarse por estudiar esta carrera, concluyendo su formación en la Universidad de Yale el doctorado en Medicina lo consiguió en la Universidad Johns Hopkis. Además de su actividad clínica, Whiple desarrolló una intensa labor investigadora, siendo profesor de investigaciones médicas en la Universidad de California,http://zoostories.bestialityhost.com/ director de la fundación Hooper para la investigación en medicina y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Roschester. Murió, con casi cien años de edad, en 1976.
Cuando Whipple comenzó sus investigaciones se sabía que una alimentación completa era imprescindible para lograr una buena recuperación tras una pérdida de sangre, pero no se http://gay.pornparks.com/mono/conocía exactamente cómo influían los nutrientes en este proceso. Este fue el objetivo que dirigió las investigaciones de Whipple, el estudio de la influencia de los difrentes nutrientes en ese proceso.
En 1917 consiguió curar la anemia que sufrían sus perros de laboratorio, enfermedad que había causado artificialmente en ellos para realizar sus propias investigaciones. Las experiencias realizadas le llevaron a descubrir que algunos alimentos concretos http://mature.xadulthosting.com/producían una estimulación de la médula ósea, donde se producen los corpúsculos sanguíneos.

William P. Murphy

William P. Murphy nació en Stoughton, una ciudad del Estado norteamericano de Wisconsin, en 1892. Comenzó a estudiar Medicina en la Universidad de Oregón y, tras obtener una beca en la Universidad de Harvard, consiguió el doctorado en http://zed.maxspeed.com/Medicina en esta Universidad en 1922. Una vez finalizados sus estudios trabajó durante algún tiempo en el hospital de Rhode Island, para pasar definitivamente a formar parte del equipo del hospital Peter Bent Brigham de Harvard, en donde coincidió con Gerorge Minot. Willian P. Murphy falleció en 1987.
Práhttp://now.dojoin.com/cticamente al mismo tiempo que Whipple realizaba sus descubrimientos, Murphy y Minot estudiaban en Harvard la anemia perniciosa, enfermedad de la sangre que consiste en que ésta no produce los suficientes glóbulos rojos, mientras que los pocos glógulos existentes son muy frágiles.
Sobre esta enfermedad se conocía sólo su existencia, ya que su http://sergo.capita.org/etiología y tratamiento eran totalmente desconocidos. Hasta este momento la anemia perniciosa era tratada con la administración de arsénico, transfusiones de sangre y con la extirpación del bazo.
Murphy y Minot, conocedores de los trabajos de Whipple, comenzaron a alimentar a sus enfermos con los alimentos que, según su compatriota, tenían una mayor influencia en la formación de la sangre. Inicialmente la dieta consistía en hígado, riñhttp://jizz.hopto.org/ones y hortalizas, pero finalmente sólo lo hicieron con hígado y riñones, obteniendo resultados bastante satisfactorios en los pacientes que padecían anemia por pérdida, más o menos grande, de sangre.

William P. Murphy

George R. Minot nació en Boston en 1885, estudió Medicina http://jizz.hopto.org/en la Universidad de Harvard, en donde también obtuvo el doctorado. Tras trabajar durante varios años como ayudante y médico jefe, fue nombrado director de la clínica de la Universidad de Harvard y director del laboratorio Thorndike Memorial. Murió en 1950.
Trabajó con Murphy sobre el tratamiento de la anemia perniciosa administrando http://digits.flnet.org/a los pacientes una dieta consistente en 300 a 600 gramos diarios de hígado, dieta con la que habían tenido buenos resultados en los casos de anemia por hemorragia. La desaparición de la sintomatología de sus pacientes les hizo pensar que la anemia perniciosa era un enfermedad carencial, y concluyeron que el hígado debía contener o segregar alguna http://zfamily.servegame.com/sustancia que favorecía la activación de la médula ósea. Estos descubrimientos sirvieron para establecer la importancia de los alimentos en la estimulación de la http://gays.xadulthosting.com/médula ósea y una nueva terapia de la anemia perniciosa.